Mi Carrito (0)

11/01/2019 | 12:49:59 PM

¡Saca el máximo partido a tus prendas!


¿ A quién no le ha pasado eso de levantarse por la mañana, plantarse frente al armario y no tener ni idea de por dónde empezar a vestirse?

CONFÍA EN LOS BÁSICOS

Una manga remangada, un bajo hacia arriba, una esquina del jersey remetida por la falda... Son la tabla de salvación en los días de 'no sé que ponerme'; los mejores: las prendas en colores neutros, que pegan con todo, como gris, beis o blanco; es decir, cualquier color que al combinarlo con otro no le reste protagonismo. También es fundamental guardar en la recámara un par de vaqueros, una falda negra y un

cardigan.

 

BAJA EL VOLUMEN EN LAS PRENDAS Y SÚBELO EN LOS COMPLEMENTOS

Por ejemplo, añadiendo unas bailarinas metalizadas a un conjunto de jersey con cuello cisne, falda lápiz y medias en negro. O un statement bag en colores fuertes o primarios (rojo, verde y azul) a un juego de camiseta básica con pantalón vaquero.

BUFANDAS & PAÑUELOS

Si alguna vez te has preguntado cómo es posible que tu mejor amiga tenga tantos pañuelos diferentes, no es que ella tenga muchos: es que tú no tienes suficientes. Los pañuelos y bufandas, tanto si los llevas al cuello como en la cabeza tipo babushka, son la prenda que anima cualquier estilismo básico incluso aunque sea un pantalón con camiseta que te hayas puesto cientos de veces. Puedes llevarlo en el bolso, guardado o anudado por fuera a modo de complemento, y ponértelo cuando mejor te parezca. Busca bufandas de punto lisas para el invierno, y pañuelos con estampados gráficos para el verano. Un par de vueltas en torno al cuello, gafas de sol, pintalabios y voilá. Estilo instantáneo.

 

HAZ REGULARMENTE UNA LIMPIEZA DE ARMARIO

Repasa una a una tus prendas y ve dejando a un lado las que te hayas puesto hasta la saciedad. Guárdalas en una caja durante un tiempo, y vuelve a abrirla en uno de esos días de 'armario torcido': el reencuentro con algunas de ellas será como volver a ir de compras, sin tener que gastarte un euro en algo que ya tenías.

 

CUANDO VAYAS DE COMPRAS, PIENSA EN 'LOOKS' Y NO EN PRENDAS

Parece una tontería, pero si al ir de compras piensas en looks completos y no tanto en prendas individuales, tendrás ya una buena base con la que trabajar cuando tengas que meterte en faena y mezclar los diferentes estilos de tu armario.

 

RÓBALE LA ROPA A TU CHICO

¿Te acuerdas cuando se pusieron de moda los boyfriend jeans y no había quien no tuviese unos en su armario? Esa prenda lleva ese nombre por algo. Ya sean unos vaqueros con bajo remangado, un cardigan extra largo con leggings o una camisa de franela de cuadros por encima de un top cortito al estilo Nirvana: si tienes pareja, su armario puede convertise en tu salvación a la hora de encontrar esa prenda que desbloquee el efecto 'no sé qué ponerme'. Pide permiso primero (o perdón después).